Ahora sí, su tinta vuelve a fluir con nuevos bríos. Ya quedó atrás la obtusa sequedad, la necia parquedad con que…

…se resistía a deslizarse generosamente sobre el papel.

Ahora sí, se deja llevar alegremente, se entrega, permite que ese río interno que la colma derive su cauce a través de las ideas de aquel que la empuña. Porque aunque ella piense, aunque ella sienta que es libre, no lo es; vive a expensas de aquel, que en el afán de exponer sus ideas, derrama decidido su azulada sangre sobre el blanco papel, en el mismo orden y en el único sentido que le otorga a sus palabras.

Ahora sí, fluye al ritmo en que nacen los vocablos, ahora su existencia se colma de sentido, mientras su esencia creadora marca para la eternidad, todo lo que a través de su hermoso cuerpo se ha escrito.

4 comentarios sobre “Mi pluma

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: